Web del
Doctor José Perea

Motilidad Ocular  y  Estrabismos
Investigación y Docencia

retroinserción muscular

Buscar Términos dentro del Diccionaro (puedes emplear expresiones regulares)
Empieza por Contiene la palabra Término ExtacoSuena como
Todos A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Término Definición
retroinserción muscular

Descrita por White en 1942. Técnica quirúrgica consistente en desinsertar el músculo de la inserción anatómica escleral, y su reinserción más atrás. De este modo, se acorta el espacio habido entre el origen muscular en el vértice orbitario y su inserción anatómica en la esclera, dando lugar a la disminución del arco de contacto (en el oblicuo superior el espacio habido entre la tróclea y la inserción escleral). La consecuencia mecánica es conseguir un músculo más relajado y distendido. La consecuencia funcional es la disminución de su fuerza activa contráctil y de su tensión pasiva.

Descrita por White en 1942. Técnica quirúrgica consistente en desinsertar el músculo de la inserción anatómica escleral, y su reinserción más atrás. De este modo, se acorta el espacio habido entre el origen muscular en el vértice orbitario y su inserción anatómica en la esclera, dando lugar a la disminución del arco de contacto (en el oblicuo superior el espacio habido entre la tróclea y la inserción escleral). La consecuencia mecánica es conseguir un músculo más relajado y distendido. La consecuencia funcional es la disminución de su fuerza activa contráctil y de su tensión pasiva.

Descrita por White en 1942. Técnica quirúrgica consistente en desinsertar el músculo de la inserción anatómica escleral, y su reinserción más atrás. De este modo, se acorta el espacio habido entre el origen muscular en el vértice orbitario y su inserción anatómica en la esclera, dando lugar a la disminución del arco de contacto (en el oblicuo superior el espacio habido entre la tróclea y la inserción escleral). La consecuencia mecánica es conseguir un músculo más relajado y distendido. La consecuencia funcional es la disminución de su fuerza activa contráctil y de su tensión pasiva.

Particularidades y valores de retroinserción a aplicar en cada músculo:

  • Recto medio. En condiciones normales, por la extensión de su arco de contacto el recto medio no debería ser retroinsertado más de 5,5 mm. Beisner (1971) no comparte esta teoría cuando se actúa sobre músculos normales, ya que el relajamiento de un músculo se acompaña de la contracción de su antagonista homolateral; si además la retroinserción del recto medio se combina con resección del recto lateral homolateral, se mantiene con mayor motivo el arco de contacto. Lo que hacemos simplemente es cambiar mecánicamente la situación del globo ocular en la órbita.La retroinserción mínima debido a las maniobras normales de sutura y corte debe ser 2,5 mm.
  • Recto lateral. La retroinserción máxima no debe superar 8,0 mm, teniendo en consideración la longitud del arco de contacto. La retroinserción mínima a realizar la estimamos en 3,0 mm.
  • Recto superior. La retroiserción está condicionada por la proximidad habida entre el recto superior y el tendón reflejo del oblicuo superior, que cruza a aquél por debajo a 3,0 mm del extremo interno y a algo más del extremo externo. Aunque hay autores que no tienen en cuenta este dato anatómico, otros recurren a la técnica de Kaufmann o a la técnica con asas.
  • Recto inferior. La retroinserción no debe sobrepasar 5,0 mm en base a no perder el arco de contacto. Y, sobre todo, para evitar la blefaroptosis del párpado inferior.
  • Oblicuo inferior. La máxima retroinserción a hacer, siguiendo la línea de acción es de 12 a 14 mm debido a la situación que ocupa el borde externo o temporal del recto inferior.
  • Oblicuo superior. Se sitúa la inserción escleral dando el punto anterior del extremo distal del tendón a 12 mm del limbo corneal y a 3,0 mm de borde nasal del recto superior; el punto posterior se ancla a 6,0 mm de punto anterior y a 6,0 mm del borde nasal del músculo (técnica de Julio Prieto).
BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates