Web del
Doctor José Perea

Motilidad Ocular  y  Estrabismos
Investigación y Docencia

Diccionario enciclopédico

Buscar Términos dentro del Diccionaro (puedes emplear expresiones regulares)
Empieza por Contiene la palabra Término ExtacoSuena como
Todos A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Término Definición
eclipse visual

Sinónimo de “Neutralización sacádica”.

ecmetropía

Sinónimo de “Ametropía”.

ecuador del ojo

Círculo máximo perpendicular al eje anteroposterior que divide al globo ocular en dos hemisferios, anterior y posterior.

Edmund Landolt

Edmund Landolt (1846-1926). Nació en Kirchberg (suiza). Estudió en la Universidad de Zurich, doctorándose en 1869. Fue alumno de Knapp en Heidelberg, Artl en Viena, Von Graefe y Helmholtz en Berlín, Horner en Zurich y Snellen y Donders en Utrecht. Se estableció en París en 1874. Refundó Archives d´ophtalmologie con Panas y Pomcet en 1881. Co-dirigió el Laboratorio de OIphtalmologie con Javal. Autor de numerosos trabajos y libros en francés e ingles. Diseño y construyo el optotipo de anillos quer lleva su nombre y un oftalmodinamómetro medidor del punto próximo y poder de acomodación.

edouard meyer

Edouard Meyer (1838-1902). Estudió en Berlín. Doctorado en París en 1863. Fue discípulo de Albrecht von Graefe. Se estableció como oculista en París. Ideó un modelo de estrabómetro binocular. Autor de numerosos libros, destacando un importante tratado de cirugía ocular (Traité des opérations qui se practiquen sur l´oeil) ilustrado con fotografías y su famoso “Traité pratique des maladies des yeux” con gran aportación estrabológica.  

efecto Stiles-Crawford (1933)

Dependencia angular de la sensibilidad de la retina en relación a la radiación que entra en el ojo a través de la pupila. Los rayos que la atraviesan cerca de su centro, que son paralelos a los receptores retinianos, son más eficaces que los rayos oblicuos que entran en la pupila cerca de sus márgenes. Por lo tanto, la luz que pasa a través de la periferia de la “niña” del globo ocular es menos eficiente en la estimulación de la visión que la luz que pasa cerca del centro.

eferente

Que conduce sangre, secreción o impulso nervioso a otro lugar periférico (León Cardenal, 1920)

egocentro

Concepto que considera a los dos ojos como si fuera uno sólo, situado en posición centrada entre ambos (ojo cíclope), y conteniendo superpuestas ambas retinas como si de una sola membrana nerviosa común a los dos ojos se tratara. De tal modo que la retina nasal del ojo derecho se sobrepone a la temporal del ojo izquierdo y la retina temporal del ojo derecho a la nasal del ojo izquierdo. Su ubicación se encontraría inmediatamente por detrás de la línea de unión de los dos centros de rotación de los ojos. Así, la percepción proyectiva o identificación en el espacio del objeto fijado se hace no con relación a cada uno de los ojos, sino con respecto a un fantasmagórico o teórico ojo central situado medialmente a los mismos (dirección visual egocéntrica).

eidoptometría

Medición de la agudeza visual para la percepción de las formas.

eje

Línea imaginaria o real que pasa por el centro de un cuerpo o de una parte, en torno a la cual, en geometría, un figura puede rotar. 

eje de dirección subjetiva

Sinónimo de “Eje de proyección”.

eje de exteriorización

Sinónimo de “Eje de proyección”.

eje de impresión

El que se extiende desde el objeto fijado hasta el receptor retiniano, siguiendo los principios de la óptica geométrica con sus leyes refractivas.

eje de proyección

EL que se extiende desde la retina al espacio, pasando por el centro óptico. A diferencia del eje de impresión, el eje de proyección o eje de exteriorización es concepto subjetivo, producto y consecuencia del procesamiento y elaboración psíquica del intelecto de la sensación recibida, y no de efecto físico, tal es el eje de impresión, que pueda explicarse por las leyes de la óptica geométrica. Expresa la localización subjetiva en el espacio del objeto percibido, relacionándolo con los de su entorno, tanto bajo aspecto monocular como binocular.

eje de proyección binocular

Sinónimo de “Dirección visual egocéntrica”.

eje de proyección monocular
eje de “cabeceo”

Sinónimo de “Eje X de Fick”. Ver “Ejes de rotación del ojo”.

eje de “torsión”

Sinónimo de “Eje Y de Fick”. Ver “Ejes de rotación del ojo”.

eje de “viraje”

Sinónimo de “Eje Z de Fick”. Ver “Ejes de rotación del ojo”.

eje geométrico

Eje de revolución que une los polos anterior (centro geométrico de la córnea) y posterior (5o por dentro de la fóvea) del ojo, considerando que éste es un órgano perfectamente esférico desde el punto de vista morfológico. En la práctica, este eje es quimérico porque el ojo no es un órgano geométrico.

eje óptico

Línea imaginaria que, partiendo del vértice corneal, llega al polo posterior del fondo ocular atravesando el centro de curvatura de las superficies refractivas del ojo. Su interés es sólo teórico ya que el ojo no es un sistema óptico centrado.

eje orbitario

Línea que partiendo del vértice de la órbita se extiende normal a la base virtual de la cuenca orbitaria (borde orbitario). El eje orbitario se dirige adelante, afuera y abajo, configurando con el eje visual del ojo, cuando éste se encuentra en posición primaria de mirada, ángulo de 23o. Los ejes orbitarios de ambos ojos forman entre sí ángulo de 42o-45o.

eje pupilar

Línea imaginaria normal a la córnea que pasa por el centro pupilar.

eje visual

Línea que une el punto de fijación de un objeto con la fóvea, pasando por el centro de rotación o punto nodal. Es la línea principal de dirección. En posición primaria de mirada (PPM) el eje visual y el eje orbitario forman ángulo de 23o. En esta situación (PPM), los ejes visuales de ambos ojos son paralelos entre sí y paralelos, así mismo, con respecto al eje medio de la cabeza.

eje X de Fick
eje Y de Fick
eje Z de Fick
ejes de Fick

Sinónimo de “Ejes de rotación del ojo”.

ejes de rotación del ojo

Son tres y perpendiculares entre sí, alrededor de los cuales se producen los movimientos oculares más simples. Tienen en común que pasan por el centro de rotación del ojo. (Adolph Eugen Fick, 1854). Son los ejes X (horizontal), Z (vertical) e Y (anteroposterior). El Eje X de Fick es horizontal y proporciona los movimientos verticales del ojo: supraducción (elevación) e infraducción (descenso), describiendo ángulo de altitud. El Eje Z de Fick es vertical y permite los movimientos horizontales: abducción (hacia fuera) y aducción (hacia adentro), realizando ángulo de azimut. El Eje Y de Fick es anteroposterior y condiciona los movimientos de ciclo-rotación: incicloducción o inciclotorsiónexcicloducción o exciclotorsión, mediante los cuales la parte superior del eje vertical de la córnea se inclina hacia adentro (dirección nasal) o hacia fuera (dirección temporal) respectivamente.

ejes oculares

Sinónimo de “Ejes de rotación del ojo”.

electrofisiología

Ciencia que estudia los fenómenos eléctricos en el hombre y los animales. En Oftalmología agrupa el conjunto de técnicas que estudian aplicaciones en el sistema visual registrando la actividad eléctrica de la retina y desde ésta hasta la corteza cerebral. Las señales utilizadas son: electrorretinograma (ERG), electrooculograma (EOG) y potencial evocado visual (PEV).

electromiografía

Técnica de diagnóstico médico referente al estudio neurofisiológico de la actividad bioeléctrica muscular, por medio de la introducción de un electrodo en la masa muscular. 

.

electromiograma

Registro gráfico de Electromiografía

electronistagmografía

Prueba electrofisiológica que recoge el trazado de la actividad eléctrica producida por movimientos involuntarios, rápidos y rítmicos de los ojos, que se denomina nistagmo.

electronistagmógrafo

Dispositivo utilizado para realizar electronistagmografía.

electronistagmograma

Registro gráfico del nistagmo, bien sea espontáneo o provocado (pruebas calóricas o giratorias). Consiste en la inscripción y medida de las variaciones del potencial corneo-retiniano que acompañan a los movimientos del globo ocular. Se realiza por medio de electrodos periorbitarios.

electrooculografía

Prueba electrofisiológica basada en el principio de las variaciones del potencial de reposo corneo-retiniano en los desplazamientos del globo ocular. Estas variaciones dan lugar a una corriente eléctrica de débil intensidad, que, tras su amplificación, se puede proceder a su registro gráfico. El resultado es la generación de potenciales permanentes por la actividad de la corio-retina. Depende esencialmente del estado funcional del epitelio pigmentario retiniano.

electrooculograma

Registro gráfico de electrooculografía.

electrorretinografía (Holmgren, 1863)

Prueba electrofisiológica que estudia la actividad bioeléctrica de la retina desencadenada por una variación suficiente y brusca de iluminación. Determina el potencial eléctrico en la retina inducido por un estímulo luminoso. El biopotencial desencadenado es recogido por electrodos que, adecuadamente colocados, los amplifica y analiza.

electrorretinograma

Registro gráfico de la electrorretinografía. Representa el biopotencial de acción obtenido por estimulación retiniana breve de intensidad suficiente, que corresponde a la absorción de fotones por moléculas de los pigmentos contenidos en los fotorreceptores, lo cual se traduce en una onda negativa (onda a). Esta hiperpolarización crearía modificación de la polarización de las células bipolares y horizontales, responsables de la depolarización de las células de Müller, que se expresa por una onda positiva (onda b). Así pues, las respuestas eléctricas de las células bipolares y horizontales no son registradas directamente, sino por intermedio de las consecuencias de su actividad a nivel de las células gliales. En el individuo normal, el electrorretinograma se manifiesta como un “fenómeno global” donde la participación de cada elemento de la estructura retiniana es difícil diferenciar. Así, para que el ERG pueda traducir una lesión retiniana es preciso que sea lo suficientemente amplia, excediendo como mínimotres diámetros papilares.

El electrorretinograma es prueba exclusivamente retiniana, que expresa la actividad apareada de fotorreceptores-bipolares. En la respuesta no interviene la célula ganglionar, ni tampoco el epitelio pigmentario. Comprende una serie de ondas, siendo las más utilizadas en clínica las siguientes:

  • Onda “a”. Onda negativa que toma nacimiento en el artículo externo de los fotorreceptores (conos y bastones), y es fiel exponente de la actividad de los mismos.
  • Onda “b”. Onda, positiva, y testimonio indirecto de la transmisión del mensaje luminoso a nivel de la retina. Representa el paso de transmisión de la información a nivel de las células bipolares. Se describen dos ondas, la onda “b1” más precoz (fotópica) y la onda “b2” más tardía (escotópica). Este desdoblamiento de la onda “b” usualmente no se ve con estímulo blanco. En fotópica solo la “b1” está presente, pero es muy visible bajo estimulación naranja que privilegia a los conos. En el curso de la adaptación a la oscuridad la amplitud de la onda “b2” aumenta lenta y progresivamente. La onda “b1” es precoz, rápida y más pequeña. La onda “b2” es tardía, lenta y amplia. Las ondas “b1” y “b2” pueden ser obtenidas simultáneamente por un estímulo rojo cuando la retina se adapta a la oscuridad. 
  • Ondas “e” (potenciales oscilatorios rápidos”. Hay argumentos para pensar que son nacidas de las células amacrinas despolarizantes y, eventualmente, de las células interplexiformes. Parecen ligadas a la actividad de las capas más internas de la retina en relación con el sistema fotópico. Son pequeñas oscilaciones superpuestas sobre la parte ascendente de la onda “b”. Aparecen tras estímulos intensos en paciente adaptado a la oscuridad. El número de ondas es variable, de 1 a 4.

El electrorretinograma puede reflejar:

  • La actividad de los conos (alteración del sistema fotópico).
  • La actividad de los bastones (alteración del sistema escotópico).
  • Actividad mixta (de conos y bastones).
  • Alteración aislada de la capa externa (porción neuroepitelial correspondiente a los fotorreceptores.
  • Alteración aislada de la capa interna (células bipolares).

Al realizar un ERG se propone el estudio de la retina en cinco condiciones:

  • Paciente con pupilas dilatadas y tras adaptación a la luz, en ambiente diurno estimular la retina con luz blanca (estimulación blanca en ambiente fotópico). Se obtiene una onda “a” proporcional al número de conos eficaces.
  • En el mismo ambiente diurno, estimular la retina con luz roja, con el fin de no influir en los bastones (estimulación roja en ambiente fotópico). Este método tiene el inconveniente de no estimular más que los conos rojos.
  • Recoger los potenciales oscilatorios regulando los filtros de los amplificadores para eliminar las ondas lentas “a” y “b” y no recoger más que los componentes rápidos por encima de 100 Hz.
  • Obtener la respuesta “flicker”. Corresponde a la que da la retina obtenida con los mismos flashes a la frecuencia de 30 Hz. A esta frecuencia los bastones no pueden responder y la sinusoide obtenida es característica de los conos.
  • Adaptación a la oscuridad y en ambiente nocturno hacer estimulaciones blancas de intensidad débil (estimulación blanca en ambiente escotópico). La onda “b2” obtenida traduce la respuesta exclusiva del sistema escotópico.
  • Estimular con luz azul, que no afecta más que a los bastones (estimulación azul en ambiente escotópico). Se obtiene una onda “a” de amplitud débil y una onda “b2” de gran amplitud, que es característica, no de los bastones, sino de las capas internas ligadas a los mismos.
electrorretinograma multifocal (Sauter y Tran, 1992)

Resulta de la estimulación simultánea retiniana (monocular o binocular), en un mismo instante, por una malla de elementos hexagonales dispuestos en forma concéntrica a la mácula, que alternan de blanco a negro de forma pseudo-randomizada, cuyo tamaño aumenta proporcionalmente a su excentricidad. La finalidad es producir respuestas locales retinianas de igual amplitud al estímulo. La estimulación cubre un área retiniana de 35 a 50 grados de diámetro. La capacidad discriminativa del test está en función del número de hexágonos proyectados (61, 103 o 241). Cuantos más sean, mayor será la capacidad discriminativa del test y, por tanto, mayor será el tiempo necesario para realizar la prueba. Al concluir, el equipo aísla la actividad de cada zona retiniana estimulada, reproduciendo un mapa topográfico de funcionalidad retiniana con las respuestas ERG obtenidas. Estas consisten en una onda bifásica parecida a la del ERG fotópico de campo difuso convencional, preadaptado a la claridad para ver, fundamentalmente, el comportamiento de los conos, con un componente inicial negativo (onda N1) seguida de un pico positivo (onda P1) y, a veces, continuado con otra onda negativa (onda N2). Cada una de estas ondas, con su respectiva amplitud y latencia, representa la actividad de un área hexagonal del polo posterior. La onda N1 corresponde a la respuesta de los fotorreceptores (fundamentalmente conos), mientras que la onda P1 se relaciona con la activación de las células bipolares y parte de los potenciales oscilatorios. El ERGmf presenta descenso de la respuesta según nos alejamos de la fóvea en función de la disminución de los conos. Así mismo la respuesta disminuye con la edad, los defectos refractivos y la falta de atención del paciente.

Las aplicaciones clínicas más importantes de ERGmf son:

  • Valoración de la función macular y seguimiento de su alteración: DMAE, coroidopatía serosa central, agujero macular, obstrucciones vasculares retinianas, sustancias tóxicas (cloroquina, vigabatrina, etambutol, sildenafilo, plaquenil), retinopatías fototóxicas, edema macular cistoide.
  • Enfermedades hereditarias retinianas.
elevación

Acción de desplazar el o los ojos hacia arriba. Si se aplica a un ojo, sinónimo de “Supraducción” o “Sursumducción”. Si es a los dos, sinónimo de “Supraversión” o “Sursumversión”. 

elevación alternante especial (Fernando Gómez de Liaño, 2008)

Elevación alternante con características especiales, en la que caben diferentes signos, pero que aun en ausencia de estos la enfermedad puede no ser excluida”. Sinónimo de “Desviación vertical disociada”.

elevación de oclusión

Sinónimo de “Desviación vertical disociada”.

elevación en abducción

Desviación vertical asociada en correspondencia a paresia del recto inferior, con hiperacción del su antagonista homolateral, el recto superior.

elevación en aducción

Desviación vertical asociada. Es muy frecuente. Acompaña a la endotropía en el 40% de los casos. Aunque puede darse en un solo ojo, con frecuencia es bilateral y no simétrica. Corresponde a hiperfunción del oblicuo inferior. En la exploración ha de buscarse el verticalismo (elevación en aducción) en las posiciones diagnósticas de supradextroversión (para el ojo izquierdo) y supralevoversión (para el ojo derecho). 

Cuando este verticalismo es idiopático, lo habitual es que en posición primaria de mirada apenas se aprecie la elevación. Sin embargo, cuando en esta posición la hipertropía ya es manifiesta, se presupone paresia del antagonista ipsilateral (oblicuo superior) o del sinergista opuesto (recto superior).

En la hiperfunción del oblicuo inferior, secundaria a paresia o parálisis del oblicuo superior del mismo ojo, es frecuente ver tortícolis para compensar la exciclotorsión con inclinación de la cabeza sobre el hombro opuesto al del ojo con elevación en aducción. La maniobra de Bielschowsky es positiva.

emérito

Se denomina Emérito (del latín ex, por, y meritus, mérito; "por mérito, debido al mérito") a aquella persona que, depués de haberse retirado del cargo que ocupaba, disfruta de beneficios derivados de una profesión especialmente docente, investigadora o eclesiástica, como reconocimiento a sus buenos servicios a la misma; beneficios que pueden ser de diversa naturaleza según el rango y la institución de que se trate. Por lo general, se concede al Emérito la potestad de participar activamente en las tareas que le eran propias antes del retiro, previa consulta del encargado del mismo, se les da voz en asambleas y reuniones y asiste a otras en calidad de invitado de honor. (Wikipedia).

emétrope

Sin defecto de refracción.

emetropía

Normalidad refractiva.

emetropización

Proceso fisiológico de crecimiento del ojo mediante el cual se equilibran y compensan los diferentes elementos y parámetros que condicionan la refracción ocular. De este modo, se produce la desaparición del error refractivo neonatal, transformándose el valor dióptrico ocular en otro similar a la emetropía.

Empédocles de Agrigento

495-430 a.C. Nació en Agrigento (Sicilia),  en el seno de una familia ilustre. Filósofo, matemático, médico, poeta y     político. Al final de su vida estuvo exiliado en el Peloponeso. Desde el punto de vista filosófico, trato de conciliar las diversas doctrinas griegas. Creía en la Transmigración de las Almas. El asentamiento del Alma radicaba en la sangre, que cuando se enfriaba sobrevenía el sueño y cuando el enfriamiento era total llegaba la muerte. Identificó que la luz de la luna no era propia sino reflejada. También afirmó que la luz necesita tiempo para propagarse en el espacio y que la enorme velocidad de la luz es la razón de que no reparemos en lo que esa propagación dura. De sus escritos se conservan: Los Políticos, Tratado Sobre la medicina, el Proemio a Apolo, Sobre la Naturaleza (de la que se conservan unos 450 versos de los 5.000 de que constaba la obra) y Las Purificaciones. Escribió sus obras en forma de poemas.

  • Postuló la Teoría de la cuatro “Raíces”, a la que Aristóteles llamó posteriormente “Elementos”, a saber: Tierra, Agua, Aire y Fuego, cuyo equilibrio y cambio es modificado por dos fuerzas cósmicas: el Amor (sinónimo de atracción) y el Odio (sinónimo de repulsión). Estos cuatro Elementos tendrían su correspondencia en el organismo: Sangre, Flema, Bilis negra y Bilis amarilla, con asentamiento en el Corazón, Cerebro, Bazo e Hígado. El Calor, el Frío, la Sequedad y la Humedad serían las Cualidades, que en adecuado equilibrio sustentarían los humores arriba citados, cuya asociación ordenada conduciría a la Vida y a la Salud.  Su mezcla óptima dará lugar a los individuos más inteligentes y aptos para el mayor desarrollo intelectual. Su desequilibrio abocaría a la Enfermedad y a la Muerte. El hombre, pues, sería como un microcosmos. Esta teoría, adoptada por el Renacimiento y el Barroco estuvo vigente hasta el siglo XVIII. El corazón, no aceptando las ideas de Acmeón de Crotona, sería el emplazamiento de las sensaciones, del pensamiento, de la conciencia y del conocimiento. Este fue el gran desacierto de Empédocles de Agrigento, para quien el Alma estaría depositada en la Sangre.
  • El ojo se compone fundamentalmente por Fuego y Agua. Unos elementos invisibles, procedentes de los objetos del exterior, llegarían al ojo donde se encontrarían con partículas afines y similares dando  lugar a percepciones visuales que serían aprehendidas por el corazón. Empédocles estudió la cuestión de qué es lo que nos pasa cuando observamos algo con nuestros sentidos. ¿Cómo puedo ver una flor, por ejemplo? ¿Qué sucede entonces? Empédocles pensaba que nuestros ojos estaban formados de  tierra, aire, agua y fuego, como todo lo demás en la naturaleza. Y la tierra que hay en el ojo capta lo que hay de tierra en lo que ve, “el aire” capta lo que es de aire, “el fuego de los ojos” capta lo que es de fuego y “el agua” lo que es de agua. Si el ojo hubiera carecido de uno de los cuatro elementos, tampoco hubiera podido ver la naturaleza en su totalidad.
  • El acto visual se desarrollaría del siguiente modo: De los objetos luminosos habidos en el exterior saldrían un haz de rayos divergentes. Así mismo, del ojo partiría otro haz de rayos, igualmente, divergentes. Si ambos haces de rayos toman contacto se produciría un encuentro entre ambos, de tal modo que los rayos transportando la imagen del objeto mirado retornan al ojo dando lugar a la sensación de visión del objeto. Cuanto mayor fuera la distancia entre los ojos y el objeto luminoso, mayor sería la resistencia que aportaría el Aire y por tanto peor sería la agudeza visual.
empirismo

Sistema filosófico basado fundamentalmente en los datos de la experiencia.

enartrodial

Relativo a la enartrosis (León Cardenal, 1920).

enartrosis

Articulación ósea formada por una cabeza que encaja y se mueve en una cavidad. (León Cardenal, 1920). Fue acepción clásica decir que el globo ocular tenía comportamiento similar a una rótula engastada en la cavidad orbitaria, de forma que el ojo se movía como las extremidades diartrodiales, y muy especialmente similar al de la cabeza del fémur en la cavidad cotiloidea. Hoy sabemos que comparar la relación globo-órbita con una enartrosis no es exacto, debido a que los movimientos oculares se acompañan del arrastre y desplazamiento de la atmósfera tisular periocular de su entorno (cápsula de Tenon con sus ligamentos de contención, grasa adyacente, nervio óptico y paquete vásculo-nervioso que lo rodea). A diferencia de cualquier enartrosis, el ojo no puede moverse sin arrastrar las propias paredes de la cavidad fibrosa en la que se aloja, en virtud de la tabiquería delicada y numerosa que une la esclerótica a la capa interna de la cápsula de Tenon, siendo posible esta motilidad debido a la elasticidad de estas membranas. Los desplazamientos de los globos oculares en su cavidad articular, aun siendo importantes, en virtud de esta complejidad no pueden alcanzar la amplitud de los movimientos enartrodiales.

endodesviación

Sinónimo de “Endotropía”.

endodisparidad de fijación
endoforia

Ver “Heteroforia”.

endotropía

“Desequilibrio sensorio-motor ocular caracterizado por pérdida de la línea de mirada en uno de los dos ojos impidiendo que ambos ejes visuales, ora en situación estática, ora dinámica, se intersequen sobre el objeto fijado. El ojo desviado se orienta con el eje visual hacia adentro, o sea, en convergencia”. De modo abreviado se expresa como ET.

La desviación ocular en convergencia puede verse en forma latente, controlada por el reflejo de fusión (endoforia), o en forma manifiesta (endotropía), y puede mostrarse clínicamente, de modo constante o intermitente.

endotropía acomodativa

Forma clínica de endotropía que se manifiesta como un conjunto de tipos cuyo desarreglo motor en convergencia se desencadena por influencia de la acomodación. Los tipos clínicos conocidos son:

endotropía acomodativa con relación CA/A anómala

Tipo clínico de endotropía acomodativa que, tras corrección de su hipermetropía total, compensa la desviación ocular de lejos en tanto mantiene el estrabismo de cerca. Es decir, hay ortotropía de lejos con mantenimiento de la desviación en convergencia para visión próxima. Es patente la perturbación dinámica de la sincinesia acomodación-convergencia. 

En este tipo clínico el aumento de +3 dioptrías a la refracción hipermetrópica detectada conduce a la ortotropía para cerca, que deberá ser prescrita en lentes bifocales. La gafa bifocal debe tener el foco inferior amplio, abarcando la mitad inferior de la lente, de tal manera que la línea que delimita las dos potencias refractivas hipermetrópicas pase por el centro pupilar, A partir del año de portar las gafas bifocales, se irá valorando la posibilidad de bajar el defecto refractivo en la focal de cerca. 

También podemos encontrar niños emétropes, o con hipermetropía normal para su edad, con ortotropía de lejos y endotropía de cerca, en los que el estrabismo es compensado con +3 para cerca en gafa bifocal (Tipo hipoacomodativo de Costenbader).

endotropía acomodativa refractiva parcial

Tipo clínico de endotropía acomodativa caracterizada por compensación parcial de la desviación ocular tras corrección óptica de la hipermetropía, permaneciendo un ángulo residual tanto de lejos como de cerca. Puede tratarse de una endotropía esencial a la que se ha sobreañadido el componente acomodativo, o de una endotropía acomodativa refractiva pura no asistida en momento oportuno, o mal tratada (casi siempre por hipocorrección de la hipermetropía). Habitualmente hay correspondencia retiniana anómala. En ocasiones, ambliopía. La relación CA/A es normal. El estudio de la “posición sin fijación” mediante video-oculógrafo o pantallas translúcidas suele revelar disminución angular, en correspondencia con el componente acomodativo del estrabismo

El tratamiento es quirúrgico.

endotropía acomodativa refractiva pura

Tipo clínico de endotropía acomodativa caracterizada por ortotropización de lejos y cerca tras corrección óptica de la hipermetropía.

Esto indica que la desviación en convergencia se encuentra justificada en su totalidad por la activación de la acomodación o, expresado de otra manera, por el esfuerzo acomodativo, como hubiera dicho Franciscus Cornelius Donders (1863). Comienza de modo intermitente entre uno y tres años, descompensándose con más facilidad cuando el niño trata de acomodar (visión próxima). La endotropía acomodativa refractiva pura, sobre todo cuando es reciente, presenta "ortoposición estática", demostrable con el video-oculógrafo, las pantallas translúcidas o el estudio mediante fotografía en obscuridad (Weiss), que deben mostrar desaparición de la desviación al suprimir el inductor esencial de ésta, que es la acomodación. Al test de deslumbramiento, disminuye el ángulo (Jeanrot, 1985).

Al principio, la desviación suele ser intermitente (periódica) y variable. Más acusada cuando el pequeño necesita acomodar. La endotropía se descompensa más fácilmente en visión próxima (incomitancia lejos-cerca). Con frecuencia, la madre nos refiere su agudización cuando el niño enferma o está fatigado, y, a veces, cuando se irrita o emociona. Si el estrabismo no es antiguo, la correspondencia retiniana suele ser normal. A veces, hay ambliopía. La relación CA/A es normal. El tratamiento es óptico, prescribiendo la hipermetropía total y el astigmatismo (aunque sea pequeño). Este tratamiento se hará tras atropinización prolongada (7 días). Debe hacerse lo más precozmente posible y el porte de las gafas será constante. Si después de llevar un cierto tiempo utilizando sus lentes persistiera un resto angular sin compensar, se volverá a repetir la graduación, igualmente bajo atropinización prolongada.

Ocasionalmente, hay que completar el tratamiento óptico con ejercicios antisupresivos. En este caso se asegurará de que se trata de un estrabismo acomodativo y no de una microtropía.

endotropía aguda del adulto

Forma clínica de endotropía de aparición tardía (por encima de 7 años). No es frecuente. Comienzo brusco. 

Caracterizada por: diplopía, concomitancia y relación binocular normal. Hay dos formas de endotropía aguda del adulto:

  • Tipo Bielschowsky (suele darse en mujeres no muy jóvenes, psíquicamente inestables y con miopía moderada no corregida o hipocorregida). Al principio hay diplopía de lejos con normalidad en visión próxima. Al final la diplopía se manifiesta de lejos y cerca. Con frecuencia el tratamiento es quirúrgico.
  • 2) Tipo Franceschetti (se encuentra por lo común en niños y jóvenes emétropes, que han sufrido estrés físico o psíquico, o sometidos a tratamiento oclusivo de un ojo por úlcera, o practicado el test de Marlow). A veces, es compensable la diplopía con prismas. Con frecuencia, el final el tratamiento es quirúrgico, con buen resultado..

 Aparte de estos dos tipos clínicos, clásicamente admitidos, en adultos puede verse endotropías de aparición brusca en descompensaciones de endoforias y como resultado iatrogénico al intentar recuperar una ambliopía en microtropías.

Ante la endotropía aguda del adulto es obligada la práctica de RNM y estudio neurológico.

endotropía cíclica

Forma clínica especial de endotropía, de etiopatogenia desconocida, con ritmo horario de compensación-descompensación. Los periodos de normalidad son variables de unas personas a otras. Puede verse en ritmo de 24, 48, 72 horas, o incluso más tiempo, pero siempre con particular e igual cadencia individual. Con el paso del tiempo el ciclo se va haciendo irregular y al final el estrabismo acaba siendo permanente. 

Clásicamente se considera que la fecha de comienzo es entre dos y tres años, que en los periodos de no-desviación el estudio motor y sensorial es normal, que en los periodos de desviación no suele haber diplopía cursando con neutralización, que la correspondencia retiniana es normal y que el tratamiento es quirúrgico (con buenos resultados), siendo aconsejable no demorar mucho el tiempo de espera para evitar el establecimiento de perversiones sensoriales.

Ahora bien, se han descrito casos de aparición en adultos, con visión binocular patológica (microestrabismos con CRA en los días de no-estrabismo).

endotropía circadiana

Sinónimo de “Endotropía cíclica”.

endotropía con limitación de la abducción

Sinónimo de “Endotropía congénita”.

endotropía concomitante adquirida

Sinónimo de "endotropía concomitante esencial".

endotropía concomitante esencial

Forma clínica de endotropía, en la que la hipermetropía no tiene responsabilidad alguna sobre la enfermedad, ni total ni parcial. Con desconocimiento patogénico, se sabe que la herencia juega papel importante. Comienza, con frecuencia bruscamente, entre uno y tres años. Monocular o alternante, el ángulo de estrabismo suele ser muy constante. Si hay hipermetropía, no influye sobre la desviación ocular, ni siquiera parcialmente. Puede haber ambliopía. Con frecuencia la correspondencia retiniana es anómala. El tratamiento, cuando el ángulo de estrabismo lo requiere, es quirúrgico con finalidad exclusivamente estética.

endotropía congénita

Estrabismo de etiología desconocida. Comienzo precoz, en los seis primeros meses de vida (usualmente entre dos y cuatro meses). Clínicamente se caracteriza por:

  • Angulo de desviación normalmente importante, que puede ser monocular o alternante, realizando“fijación cruzada”.
  • Tortícolis de “tipo discordante” (o sea, según el ojo fijador). La cabeza rota hacia el ojo fijador. Es consecuencia de la “fijación en aducción”. 
  • Abducción limitada de ambos ojos, que puede simular parálisis uni o bilateral de los rectos laterales, cuyo diagnóstico diferencial se hará con la “maniobra de Alajouanine” o “maniobra de los ojos de muñeca”.
  • Nistagmo en “resorte” latente o manifiesto-latente, con la fase rápida hacia el lado del ojo fijador, exagerándose en abducción y desapareciendo en aducción.
  • Hipermetropía moderada o ausente.
  • Puede haber ambliopía.
  • Desviación disociada (con más frecuencia DVD, aunque otra veces DHD y DTD).
  • Alteraciones de los movimientos con pruebas cinéticas (video-oculografía).
    - Falta de congruencia disociada en los tres movimientos de versión. Se aprecia sobre todo en los movimientos de seguimiento.
    - Asimetría del nistagmo optocinético con falta de excitabilidad, o hipoexcitabilidad en la respuesta nasotemporal. El defecto es netamente ostensible cuando el movimiento del test fijador los hace en el sentido de abducción del ojo fijador. Cuando el desplazamiento se hace de temporal a nasal el nistagmo optocinético es normal.
    - Salvas rítmicas. Son accidentes de conducta paranistágmica, que se ve en ambos ojos de forma sucesiva en el curso de las ondas de los movimientos de seguimiento, cuando el ojo dominante ejecuta la abducción.

El tratamiento puede ser: farmacológico o quirúrgico.

  • Tratamiento farmacológico. La inyección de toxina botulínica es buena indicación en menores de año y 
  • Tratamiento quirúrgico. Hay autores que prefieren el tratamiento precoz (antes de los 18 meses), en medio y sin alteración vertical importante. Cuando el niño es mayor de dos años puede intentarse el tratamiento si la endotropía es menor de 25o. tanto otros su decisión está por el tratamiento tardío (a partir de 3,5 años), aprovechando este tiempo de espera para realizar oclusión y así evitar la ambliopía y favorecer el movimiento abductor de ambos ojos, además de permitir la cirugía tardía mejor estudio motor.
endotropía de la miopía congénita

Forma clínica de endotropía que comenzó a dársele importancia con Bielschowsky en 1922. Parinaud (1899) pensó que podría estar inducida por la mayor convergencia que utiliza el miope al mirar forzosamente de cerca en razón de la poca utilización de su visión de lejos, en base a la deficiente agudeza visual presentada a distancia. La clínica es variable, no habiendo diferencia ostensible con la endotropía concomitante esencial cuando la miopía es pequeña o moderada.

En la miopía magna (superior a 15-20 dioptrías, con un eje anteroposterior > de 25 mm), puede aparecer un cuadro de desequilibrio oculomotor, de mecanismo patogénico desconocido en el que se puede observar ectasia del polo posterior del globo y trayecto alterado de la musculatura extrínseca. El desorden motor que se aprecia, usualmente alrededor de los 50 años, es un cuadro degenerativo progresivo de endotropía importante con limitación severa de la abducción, semejante a cuadros paralíticos o fibróticos, aparentando “estrabismos fijos” asimétricos. Se acompaña, a veces, de hipotropía del ojo más miope (“heavy eye” u ojo pesado de Ward). Suele acompañarse de diplopía y tortícolis. Es más frecuente en mujeres.

Este desequilibrio ocular se asocia a “síndrome restrictivo”, motivado por la desproporción habida entre el tamaño del globo ocular (con estafiloma supero-temporal) y la capacidad del continente orbitario, que da lugar al desplazamiento del ojo con compresión del recto lateral contra la órbita y contractura del recto medio provocando el “fenómeno brida” (Hugonnier, 1969). La RNM aporta datos de gran interés en el diagnóstico. La clínica suele agravarse con el tiempo, con luxación del globo ocular entre el rectosuperior y el recto lateral.

El tratamiendo de la endotropía del miope magno es quirúrgico, siendo distinto el comportamiento según haya, o no, hipotropía de un ojo. Es frecuente la recidiva postquirúrgica.

endotropía de la miopía magna

Ver “Endotropía de la miopía congénita”.

endotropía de oclusión
endotropía esencial tardía

Sinónimo de "endotropía concomitante esencial".

endotropía funcional

Sinónimo de “Endotropía acomodativa refractiva pura”.

endotropía latente

Sinónimo de “Endoforia”.

endotropía manifiesta

Sinónimo de “Endotropía”.

endotropía miópica adquirida progresiva (MAPE)

Ver “Endotropía de la miopía congénita”.

endotropía psicosomática

Forma clínica de endotropía rara. De comienzo tardío (por encima de 5-6 años), y ángulo muy variable. Aparece en niños especialmente nerviosos e hiperactivos, quienes ante determinada acomodación responden con convergencia exagerada y desproporcionada. Cursa con diplopía. Guarda relación con el estado anímico. En reposo hay ortotropía. (Tipo hipercinético de Costenbader).

endotropía secundaria a lesión orgánica

Endotropía que aparece en patologías que impiden la visión de un ojo, o en anisometropías muy importantes en las que el ojo con mayor defecto refractivo presenta una agudeza visual muy pobre. Las causas más frecuentes son: leucoma corneal importante, catarata unilateral, coriorretinitis con participación importante de la retina central, organización vítrea y atrofias ópticas. Suele aparecer en niños menores de cinco años. Cuando estos procesos acaecen en mayores, por lo común se desarrollan exotropías. El tratamiento es quirúrgico, con finalidad puramente estética.

endotropía sensorial

Sinónimo de “Endotropía secundaria a lesión orgánica”

endotropía simple del adulto

Endotropía que procede de un estrabismo de infancia abandonado, o fracasado tras una o varias intervenciones quirúrgicas. El paciente acude a consulta por defecto estético, diplopía, trastornos astenópicos o ambliopía unilateral. Sensorialmente siempre hay correspondencia retiniana anómala. El tratamiento tiene finalidad exclusivamente estética. Es quirúrgico, siempre y cuando presente un ángulo superior a 10º. Se le advertirá de la posible diplopía postoperatoria. El paciente debe estar suficientemente motivado para hacerlo, que hará más tolerante aquella en caso de presentarse. Si hay diplopía espontánea y en el estudio sensorial hay poca capacidad neutralizadora, hay que ser previsor y no operar, salvo circunstancias especiales.

 

endotropía “A”
endotropía “V"
endotropías acomodativas atípicas de costenbader

Son:

endotrotropía concomitante adquirida

Sinónimo de “Endotropía concomitante esencial”.

enfermedad de Graves-Basedow

Enfermedad de naturaleza inmunológica multisistema vinculada a autoanticuerpos específicos de la glándula tiroides. Más frecuente en mujeres, comienza normalmente entre 30 y 40 años. Cursa clínicamente con bocio, tirotoxicosis, linfadenopatía, dermopatía infiltrante (mixedema pretibial) y oftalmopatía edematosa. Los síntomas oftálmicos se clasifican en: 1. Signos oftálmicos tirotoxicósicos: signo de Darimple (retracción del párpado superior); signo de Stellwag (disminución del parpadeo); signo de von Graefe (retraso del descenso del párpado superior en infraversión); signo de Grifford (dificultad en poder evertir el párpado superior); signo de Jellinek(aumento de pigmentación en la piel del párpado superior). 2. Infiltración edematosa de párpados y conjuntiva por extensión adelante del edema inflamatorio orbitario y por alteración del retorno venoso. 3. Proptosis debida al aumento de masa tisular orbitaria. 4. Alteración de los músculos oculomotores (miositis-fibrosis), con mayor frecuencia del recto inferior (60%) seguido del recto medio (25%), que puede simular parálisis; cuando el músculo afectado es el recto inferior, el enfermo presenta hipotropía de este ojo en posición primaria de mirada, que aumenta en la mirada hacia arriba; cuando el músculo enfermo es el recto medio, lo que se ve es dificultad de abducción, que tampoco será posible mediante el test de ducción pasiva; la orbitopatía tiroidea es la causa más frecuente de estrabismo restrictivo. 5. Dificultad para cerrar el ojo durante el sueño debido a la proptosis y retracción palpebral. 6. Neuritis óptica de tipo compresivo por masa muscular y grasa orbitaria.

enfermedad de Huntington

Enfermedad heredo-degenerativa que aparece entre 40 y 50 años. Se transmite de modo dominante. La clínica general cursa con movimientos de tipo coreico y demencia final. Desde el punto de vista ocular, es frecuente la alteración de los movimientos sacádicos. Lo más característico es la dificultad en iniciarlos, ayudándose de movimientos de cabeza o parpadeo, como ocurre con la apraxia oculomotora de Cogan. Es frecuente la lentitud de los movimientos sacádicos, sobre todo los verticales, con más afectación de los desplazamientos hacia arriba. La función visual es normal.

enfermedad de Parkinson

Enfermedad neurodegenerativa frecuente, de causa desconocida. Tiene su comienzo alrededor de los 60 años. Clínicamente cursa con temblor de reposo, aquinesia e hipertonía plástica. Con relación a los trastornos oculomotores, suelen ser discretos. A veces, ligera limitación del movimiento conjugado de elevación, sin mostrar verdadera parálisis de verticalidad. Puede detectarse disociación optocinética vertical. En ocasiones, movimientos sacádicos hipométricos y con latencia aumentada. Son más frecuentes las alteraciones palpebrales con rareza de parpadeo, que evoca un particular aspecto en la cara del paciente con enfermedad de Parkinson. El reflejo fotomotor está disminuido por afectación del parasimpático.

enfermedad de Wipple

Enfermedad rara, de mecanismo etiopatogénico desconocido, que afecta al adulto. La clínica general cursa con afectación de las articulaciones (artritis), síntomas digestivos (diarrea, dolores abdominales), fiebre, anemia, mal estado general y demencia progresiva. Las miorritmias oculo-masticatorias son un dato casi patognomónico. Puede verse el síndrome de Parinaud con parálisis de la verticalidad, de convergencia y nistagmo retractorio. Más raramente, uveítis, vascularitis o hialitis.

enoftalmía

Hundimiento o retracción del globo en la órbita. Es uno de los signos que caracterizan al Síndrome de Duane. En el síndrome de Bernard-Horner la enoftalmía es aparente por la disminución de la hendidura palpebral. 

Cuando la enoftalmía se observa en ambos ojos, suele deberse a pérdida de la grasa orbitaria, muy típico de los estados caquécticos. Su antónimo es “exoftalmía”.

epicanto

Anormalidad congénita que se manifiesta por la existencia de un pliegue de piel y tejido celular subcutáneo sobre los cantos internos de los ojos. Es característico de la raza amarilla. En estrabología tiene importancia por la confusión a que induce haciendo creer que se padece endotropía. Es una de las causas del pseudoestrabismo.

error de velocidad

Celeridad mediante la que se modifica el error de posición. En el movimiento de seguimiento o perseguida la diferencia que existe entre la velocidad del ojo del paciente y la del objeto en movimiento.

escala tangente de maddox

Constituida por dos tablas en forma de cruz, cuya intersección representa el cero de la escala y donde hay situado un foco puntual luminoso. En los brazos de la cruz hay números grandes y pequeños. Las cifras grandes son utilizadas para el examen a 5 m. Las pequeñas corresponden al empleo de la escala a 1 m. Los valores son dados en grados de ángulo y no en dioptrías prismáticas.

esciascopia

Sinónimo de “esquiascopia”.

escotoma

Area del campo visual con abolición o disminución de la percepción visual. Si la zona escotomizada corresponde a la del punto de fijación (visión foveal), decimos escotoma central. Si lo es a la de cualquier otro punto de fijación se denomina escotoma periférico. Hay un escotoma fisiológico, llamado mancha ciega de Mariotte, con forma de óvalo vertical y bordes curvos, que se sitúa a 15,5o - 17,5o temporalmente al punto de fijación y a 1,5o por debajo del meridiano horizontal; con dimensiones de 7,5o de alto por 5,5o de ancho, en correspondencia con la entrada del nervio óptico.

Si la pérdida del área del campo visual es total, se denomina escotoma absoluto. Si el área afecta lo es sólo por disminución de la sensibilidad retiniana en dicha zona se le llama escotoma relativo.

escotoma de Harms

Escotoma instaurado a nivel del punto o área retiniana del ojo desviado donde incide la imagen del objeto fijado por el ojo director.

escotoma del punto de fijación

Sinónimo de “Escotoma de Harms”.

escotoma fisiológico

Llamado también “mancha ciega de Mariotte”, con forma de óvalo vertical y bordes curvos, que se sitúa a 15,5º-17,5º temporalmente al punto de fijación y a 1,5º por debajo del meridiano horizontal; con dimensiones de 7,5º de alto por 5,5º de ancho. Se corresponde con la entrada del nervio óptico.

escotoscopia

Sinónimo de “Esquiascopia”.

esodesviación

Sinónimo de “Endotropía”.

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates